Home»Business Revista Digital»RR HH»ATENCIÓN PARCIAL CONTINUA…PERDONA, ¿PUEDES REPETIR, POR FAVOR?​

ATENCIÓN PARCIAL CONTINUA…PERDONA, ¿PUEDES REPETIR, POR FAVOR?​

Atencion_parcial_continuaFacebook, Mail, Whatsapp, Instagram, Pinterest. Hago una foto, comento un enlace y ahora cambio de canción. Busco en Internet, luego: ¿dónde estoy?. Habrá que recurir a Mapas. Estoy en el metro, en el trabajo, en el teatro o el cine… Cualquier momento puede aprovecharse. ¿Tienes smartphone?, ¿Tablet? ¿E-book? ¿Smart-tv? ¿Todos, tal vez?. Entonces, ¡enhorabuena!. Es muy probable que pertenezcas al club de las personas con atención parcial continua.

Como probablemente lo ignorabas, vamos a tratar de desvelarte qué es. Si has conseguido llegar hasta aquí, te explicamos: la atención parcial continua es lo que sucede cuando pasamos mucho tiempo ante una pantalla interactiva, consumiendo diversos contenidos a toda velocidad pero sin profundizar realmente en ellos. “No tengo tiempo de leer” o “¿Para qué ver una película cuándo están las series?” son argumentos típicos de usuarios que probablemente padezcan este “síndrome”. Se trata de personas que valoran enormemente el tiempo; para ellos acceder al mundo digital es utilizar el tiempo, pero sin embargo, leer un libro o ver una película, es perderlo. La moderna sociedad no tiene tiempo para nada, los hábitos cambian en un abrir y cerrar de ojos. Inevitablemente, esto ha provocado cierto debate en el ámbito de la la educación, encargada de la formación de los profesionales del mañana.

Algunos como Manfred Spitzer, director de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Ulm y del Centro de Aprendizaje de Transferencia de Conocimientos para las neuronas y el Aprendizaje, se muestran más bien escépticos ante el “milagro digital” y miran con preocupación al futuro. En su libro “Demencia Digit@l”, Spitzer ahonda, entre otras cosas, en los peligros de utilizar la tecnología como método docente “la utilización de ordenadores en edades muy tempranas en la guardería puede motivar trastornos de la atención, y a una edad posterior, todavía en edad preescolar, puede conducir a trastornos de la lectura”.

La Federación de Editores de España recuerda que los menores son los más lectores. Pero lo que preocupa no es el volumen de lectores, sino la manera en la que lo hacen. Es obvio que el analfabetismo juvenil se ha ido erradicando con el paso del tiempo, pero resulta cada vez más frecuente ver cometer a los jóvenes faltas ortográficas derivadas de una incorrecta utilización del lenguaje, suceso en absoluto casual. ¿El motivo? La lectura digital. Se concentran menos, mantienen peor la atención.

¿Tiene futuro el papel? Por supuesto. Una coexistencia pacífica entre ambos soportes es posible. Mientras que la lectura “física” induce al sosiego y el enriquecimiento personal, la lectura digital es más interactiva y promueve un uso más social. Ahora que el debate se acerca a su resolución, conviene recordar que el uso indiscriminado de dispositivos no es garantía de felicidad precisamente, y que hay vida más allá de las pantallas…

Mientras no tengas notificaciones, claro.

Artículo Anterior

¿TE DEJAS ARRASTRAR?

Artículo Siguiente

MÁS OPCIONES PARA EL TRABAJADOR A TIEMPO PARCIAL

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *