Home»Business Revista Digital»RR HH»OUTSOURCING: LA AYUDA QUE NECESITAS EN RRHH

OUTSOURCING: LA AYUDA QUE NECESITAS EN RRHH

enyd outsourcingExternalizar servicios o subcontratar es una práctica común en el mundo empresarial. Desde la distribución y la logística, hasta la innovación o el marketing. El buen desarrollo y funcionamiento de una empresa está íntimamente ligado al desempeño de otros negocios. Y el departamento de recursos humanos no es indiferente a esto. El outsourcing es la muestra de ello.

El outsourcing es la externalización de algunas funciones de los recursos humanos de una organización. El cálculo de nóminas, la formación, la gestión y el reclutamiento y selección son susceptibles de ser tareas encomendables a empresas externas a la nuestra. Se trata de una inversión, no un gasto como algunos opinan, que permitirá segmentar y repartir responsabilidades para la consecución de los objetivos fijados.

La reciente crisis económica y laboral de los últimos años, sumado a la aparición de nuevos puestos de trabajo gracias al desarrollo de las tecnologías y el surgimiento de nuevos grupos sociales como los millenials o la generación Z, llevan a muchos directivos a buscar soluciones diferentes. Así, en los últimos años se ha producido un incremento de la demanda de asesoramiento por parte de expertos de recursos humanos en materias como la atracción y retención del talento, la comunicación, la motivación o la selección de personal.

El outsourcing es una tendencia que ha cobrado fuerza últimamente como consecuencia del clima económico reciente. Al externalizar determinadas tareas y funciones se reducen costes, tiempo y esfuerzo que se pueden volcar en otros ámbitos de la organización. Además, esta práctica es garantía de calidad, pues la selección y reclutamiento, al igual que otras acciones, son llevadas a cabo por expertos de los recursos humanos, que conocen las herramientas y técnicas necesarias para dar el mejor servicio.

Las ventajas del outsourcing son numerosas:

-Mejora la organización interna de la empresa gracias a la distribución de funciones.

-Se ahorran tiempo y recursos, que se pueden dedicar a otras áreas de la compañía.

-Mientras que los especialistas se centran en las tareas que más esfuerzo requieren, el personal interno de la empresa se dedicará a tareas más concretas como la gestión de plantillas, la mejora del clima laboral, etc.

-Se cuenta con una garantía de calidad del outsourcing por parte de la empresa externa, al estar especializada.

-Se dispone de un servicio de asesoramiento continuo en diversas materias de los recursos humanos.

Sin embargo, muchas empresas apuestan por el insourcing y rechazan el outsourcing afirmando que el ceder responsabilidades supone la pérdida de control sobre los procesos. Muchos aseguran que la verdadera dificultad se encuentra en el momento en que la empresa quiere retomar las actividades, pues no se cuenta con las herramientas o personal cualificado para hacerlo. Del mismo modo, algunos directivos no confían en que la empresa externa sea capaz de adaptarse a sus necesidades y objetivos o sepa transmitir la imagen de marca adecuada.

Si tu empresa se va a decantar por contratar servicios de outsourcing, desde la Escuela de Negocio y Dirección te damos unos consejos para conseguir los mejores resultados:

-Infórmate: compara precios, funciones y las acciones concretas que la empresa externa te ofrece.

-Considera la empresa: Conoce la historia, bagaje y otras organizaciones a las que hayan prestado servicio. Escucha las opiniones de los demás y sopesa las opciones.

-Deja claras tus intenciones: Asegúrate que la empresa conoce tus necesidades, características y objetivos para que pueda adaptar sus servicios lo mejor posible.

-No pierdas el control: Sigue de cerca el proceso. Externalizar no significa desentenderse. Recuerda que los resultados finales son cosa de la compañía contratante.

El outsourcing es una opción viable para todo tipo de entidades, ya sea una multinacional, una pyme o un autónomo. Ofrece ventajas económicas y organizativas que te permitirán volcar tus esfuerzos en alcanzar tus objetivos empresariales.

 

Artículo Anterior

RAZONES FINANCIERAS, ¿TIENES UNA EMPRESA CON BUENA SALUD?

Artículo Siguiente

INFOGRAFÍA: CÓMO ELABORAR UN PLAN DE CONTENIDOS EFICAZ

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *