Home»Business Revista Digital»Nutrición Humana y Dietética: Profesión, regulaciones y salud pública

Nutrición Humana y Dietética: Profesión, regulaciones y salud pública

El sector de la nutrición humana y la dietética en la Unión Europea ha experimentado una notable evolución en los últimos años, con la implementación de regulaciones alimentarias nunca antes vistas.

En la openclass impartida por Francisco Ojuelos, abogado e investigador en derecho alimentario, conocimos la importancia de la titulación y profesión del dietista-nutricionista en España, los ámbitos en los que están especializados y la evolución que las regulaciones alimentarias han tenido. ¡Vamos a recordarlo!

Nutrición como factor imprescindible en la salud pública

La mala alimentación se posiciona como el principal factor de riesgo para la mortalidad a nivel mundial. Según datos recientes, casi un millón de personas fallecen anualmente en la Unión Europea debido a dietas poco saludables. Por eso, la nutrición se convierte en un factor imprescindible en la promoción de la salud pública.

Este problema también tiene repercusiones negativas desde el punto de vista económico. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) alerta que más de la mitad de la población adulta en España padece sobrepeso, con consecuencias económicas sustanciales. En promedio, los españoles ven reducida su esperanza de vida en 2,6 años debido al exceso de peso.

Las repercusiones económicas en España son notables: el sobrepeso representa el 9.7% del gasto en salud y disminuye la productividad laboral equivalente a 479,000 trabajadores a tiempo completo al año. Todo esto se traduce en una reducción del 2.9% en el Producto Interno Bruto (PIB) español. Para cubrir estos costos, cada ciudadano español paga aproximadamente 265 euros adicionales en impuestos anuales.

¿Tenemos un conocimiento básico de nutrición?

La realidad es que la mayoría de nosotros desconocemos lo que realmente estamos consumiendo y las cantidades que ingerimos diariamente. Un ejemplo ilustrativo es el de las patatas fritas Lays, tanto en su versión original como en la light. A primera vista, podríamos pensar que una de estas opciones es más saludable que la otra, pero al comparar su información nutricional, nos damos cuenta de que ambas exceden los límites recomendados de consumo diario de sal.

Nutrición humana y dietética

El propio Ministerio de Sanidad reconoce que el 45% de los infartos de miocardio y el 50% de los ictus cerebrales que ocurren anualmente en España están relacionados con la hipertensión arterial, siendo el consumo excesivo de sal la principal causa de esta condición. De hecho, más de 65.000 personas mueren cada año en España debido a enfermedades coronarias e ictus cerebrales, y muchas otras sufren secuelas de por vida.

La población española consume una media de casi 10 gramos de sal diarios, el doble de la cantidad máxima recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de 5 gramos al día. Incluso hay productos en el mercado que contienen más sal de la que se debería consumir en todo un día en solo 100 gramos de producto.

Es importante recordar que la sal es un elemento necesario en nuestra dieta, pero su consumo debe ser moderado y consciente.

¿Qué es lo que estudia el dietista-nutricionista?

El dietista-nutricionista, según el Consejo General de Dietistas y Nutricionistas (CGCODN), es un profesional de la salud con formación universitaria, especializado en alimentación, nutrición y dietética. Su labor abarca diversos ámbitos:

  1. Seguridad Alimentaria: Este profesional se encarga de identificar y clasificar alimentos, productos e ingredientes alimentarios. Conoce su composición química, propiedades físico-químicas, valor nutricional y cambios durante procesos tecnológicos y culinarios. También comprende sistemas de producción, procesos de elaboración y conservación, análisis bromatológico y sensorial, así como aspectos de microbiología, parasitología y toxicología de los alimentos.
  2. Nutrición Clínica: En este campo, el dietista-nutricionista aplica ciencias alimentarias y nutricionales a la práctica dietética. Evalúa requerimientos nutricionales en salud y enfermedad, identifica desviaciones nutricionales, comprende aspectos fisiopatológicos de enfermedades relacionadas con la nutrición y detecta problemas dietético-nutricionales y factores de riesgo.
  3. Consulta: El conocimiento abarca fundamentos químicos, bioquímicos y biológicos aplicados en nutrición humana y dietética, así como la estructura y función del cuerpo humano. También debe comprender aspectos psicológicos y biopsicosociales que influyen en el comportamiento humano, aplicando ciencias de los alimentos y nutrición a la práctica dietética.
  4. Construcción de Políticas: El dietista-nutricionista diseña valoraciones nutricionales para identificar necesidades poblacionales en alimentación y nutrición. Colabora en la planificación de políticas alimentarias-nutricionales, educación alimentaria y nutricional, y conoce métodos educativos en ciencias de la salud.
  5. Salud Pública: Participa en proyectos de promoción, prevención y protección con enfoque comunitario. Interviene en análisis, planificación, intervención y evaluación de estudios epidemiológicos y programas de intervención en alimentación y nutrición.
  6. Investigación: Desarrolla capacidad de análisis crítico e investigación, formulando hipótesis, recopilando e interpretando información y comprendiendo la importancia y limitaciones del pensamiento científico en salud y nutrición. Participa en análisis, planificación, intervención y evaluación de estudios y programas de intervención en alimentación y nutrición.

En conclusión, la mala alimentación se ha convertido en un factor de riesgo para la salud y la economía, con cifras alarmantes de mortalidad y costes asociados al sobrepeso y las enfermedades relacionadas con la dieta, que revelan la necesidad de una mayor conciencia sobre los hábitos alimenticios saludables. La profesión del dietista-nutricionista es esencial en la promoción de la salud pública, abarcando campos como la seguridad alimentaria, la nutrición clínica, la consulta, la construcción de políticas, la salud pública y la investigación. Su papel es fundamental para enfrentar los desafíos nutricionales actuales y futuros y promover una sociedad más saludable.

Si estás interesado en este sector y quieres convertirte en un experto en el sector de la nutrición y dietética, echa un vistazo al Grado en Nutrición Humana y Dietética de la UEMC, con el que serás capaz de desarrollar con éxito actividades profesionales ligadas al mundo sanitario o empresas de servicios de alimentación para personas y colectivos. Lo mejor de esta formación es que está diseñada para que puedas compatibilizar tu vida laboral, académica y personal gracias a su metodología flexible y semipresencial. ¿A qué esperas?

Artículo Anterior

Comenzamos una nueva etapa como UEMC Business School

Artículo Siguiente

Entrevista a Carlos Sabrido, Director de Boston Scientific España, empresa colaboradora de la UEMC Business School

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *